jueves, 10 de abril de 2014

SÁTIRA DIGITAL

EL PAPUS ha sido un hito en nuestra prensa satírica, todo el mundo lo recuerda por su incombustible afán crítico y por el recuerdo amargo que dejó en sus creadores y en la memoria colectiva: fue demasiado asediada en aquellos tiempos, en los que los periodistas y los historietistas que participaron demostraron unas admirables agallas, no obstante.
Recientemente un grupo de autores y estudiosos se sumaron en el singular proyecto de rescatar la memoria de esta cabecera en una similar pero virtual, es decir, en Internet. Se trataba de iPAPUS, revista digital en la que escribían las dos mujeres que han recordado la trayectoria e importancia del tebeo más cafre de la transición hacia la democracia y cuyos artículos hemos podido leer estos días en TEBEOSFERA: Marine Lopata y María Iranzo.
Es buen momento para recordarlo aquí:

iPAPUS

Tebeosfera. iTebeos.

lunes, 7 de abril de 2014

TIRADAS, TRAYECTORIA Y TRASTORNOS DE EL PAPUS

Debemos felicitarnos porque actualmente es cuando más estudios sobre historieta se están realizando en nuestro país. Y un buen porcentaje de ellos son de alta calidad. Algunos se hacen a título privado, desde el ámbito de la divulgación o el periodismo, otros se hacen en la Universidad. Hoy tenemos la fortuna de contar con investigadoras como María Iranzo, de la Universidad de Valencia, que lleva unos años trabajando sobre la revista El Papus, la cual ha sido analizada en repetidas ocasiones por divulgadores de toda índole, historiadores de la prensa e investigadores de los medios de comunicación. El estudio de esta cabecera parece que nunca se agota.



El Papus fue LA revista de la Transición. Un tebeo salvaje que hundía sus raíces en la ironía acre de la llamada escuela Bruguera pero que se miraba en el espejo de la sátira francesa coetánea. Fue la revista que más vociferó contra el fascismo recalcitrante y la que más protestó contra el Gobierno en funciones. Sus editores fueron multados, algunas ediciones fueron secuestradas, hubo meses de suspensión... y sufrió un atentado, pero ahí estuvo, tomando el pulso a aquel tránsito tan convulso social y políticamente.

Ahora, llega María Iranzo y hace un nuevo recorrido por los avatares sufridos por esta cabecera pero, por primera vez, tomando datos de difusión y tirada y contrastándolos con los de otras revistas de la época, entre ellas La Codorniz o Pulgarcito.

EL PAPUS. UNA REVOLUCIÓN SATÍRICA

Este es un documento importante, además, porque prologa una tesis doctoral sobre esta misma publicación a la que Iranzo está dando los últimos toques ahora mismo. Anhelamos leerla.

Tebeosfera. Historiografía y análisis.


jueves, 3 de abril de 2014

UNA REVISTA NEURASTÉNICA

En El Papus lo ponían todo de vuelta y media. 
Era una revista satírica, muy crítica durante la llamada Transición, que no dejaba títere con cabeza, y en la que presidía una filosofía izquierdista de combate, sin horizonte en la crítica. Y, sobre todo, sin miedo.
En la ficha de El Papus que tenemos en Tebeosfera hay ahora mismo 477 números de los 569 que se publicaron. Hay dudas sobre si se publicó el 570 o algún número más, pero no lo sabemos. Y hay dificultad para localizar el centenar de números que aún no están catalogados.
Sabemos que hay otros catálogos y otros catalogadores actuando hoy. ¿Han resuelto ellos esto? Ojalá sí. Así podríamos plantearnos copiar ese trabajo de catalogación, que como sabemos "es de todos". Aunque advertimos que nosotros no nos quedamos en la "mera catalogación". Vamos más allá. De hecho, generamos documentos sobre estas publicaciones y colaboramos en las investigaciones que se realizan (en Valencia está a punto de leerse una tesis doctoral sobre esta revista, por ejemplo, que sin Tebeosfera no hubiera sido la misma).
Así que, si alguien lee esto y cree que puede ayudar a construir un catálogo útil, escríbanos.

EL PAPUS. REVISTA SATÍRICA Y NEURASTÉNICA

Tebeosfera. Neuróticos abstenerse

lunes, 31 de marzo de 2014

TESTIGO DE LA TRANSICION


La muerte de un Jefe de Estado o de Gobierno siempre nos hace volver la mirada hacia atrás para modelar el mito. Y en ocasiones olvidamos que los logros de un líder político en realidad son hitos en un proyecto de mayor envergadura, colectivo, con gran participación del Pueblo.

Sí, "Pueblo" con mayúscula, como "Jefe" y como "Estado" o "Gobierno".

Adolfo Suárez representó un viraje brusco en la política española dentro de una inercia que pretendía adaptarse a la situación de la sociedad española mucho más lentamente. El cambio, aquella transición, fue por ello un trance complicado que discurrió entre la reclamación y el olvido.

Olvidamos casi todos. O nos obligaron al olvido. Ese "casi todos" era el pueblo. Reclamaron las clases intelectual, artística y satírica, entre cuyos representantes estaba el tebeo El Papus.

Aquella revista, aunque era una publicación casi marginal por entonces, dirigida por un puñado de izquierdistas irreverentes y algo exaltados, era en cierto modo "El Pueblo".

Tendemos a enaltecer a los líderes que hicieron grandes cambios cuando miramos a nuestro pasado reciente, pero también conviene recordar los pequeños cambios que querían hacer los representantes del pueblo llano.

La investigadora francesa Marine Lopata nos ayuda a entenderlo con la conferencia

LA REVISTA EL PAPUS Y SU PAPEL DURANTE LA TRANSICIÓN

Tebeosfera. Memoria colectiva.

lunes, 24 de marzo de 2014

EL BUEN ENTENDEDOR


Dice el refrán "A buen entendedor, pocas palabras bastan". La frase se refiere a esas personas despiertas a las que les basta una insinuación para comprender algo. 

Los humoristas gráficos, en su empeño por declarar lo que funciona mal, deben aprender a ser buenos insinuadores. Lo malo es que en el "Manual de la sátira" no hay indicaciones sobre qué hacer cuando escasean los buenos entendedores. Por ejemplo, los corruptos, los avariciosos, los violentos, los arribistas, todos los villanos astutos, amén de los tontainas, son por naturaleza malos entendedores. 

El Roto es un genial insinuador y a veces uno se pregunta si su capacidad de dar a entender halla los suficientes receptores. Quién sabe. Lo que parece claro es que el mejor entendedor de su obra sería otro autor satírico, alguien que conozca bien el oficio y sus limitaciones. 

Lombilla, humorista gráfico y premiado novelista de humor, nos da una lección sobre El Roto con la reseña de su reciente libro A cada uno lo suyo, un texto que supura inteligencia y entendimiento de la obra de un autor cada día más imprescindible:


Tebeosfera. A cada uno lo suyo.

jueves, 20 de marzo de 2014

LA SÁTIRA CONSTANTE



Cuando el mundo era pequeño y el poder temible la crítica la ejercitaban los cómicos. Allí nació la sátira, que burlaba al poder con los disfraces del poeta, del actor o del bufón, únicos lenguajes con los que el pueblo llano podía comprender las críticas.

Cuando el mundo se hizo grande, todo mito se volvió real y los ciudadanos aprendieron a comprender. El poder seguía inspirando temor, pero los mecanismos con los que operaba fueron más sofisticados. Entonces el autor satírico cambió la bufonada por la metáfora surrealista, que llegaba con más eficacia al público al que quería convencer.

Andrés Rábago comenzó haciendo humor surrealista en las revistas del franquismo para denunciar la inoperancia y estulticia de los poderosos. Casi cincuenta años más tarde sigue utilizando un universo surrealista para lanzar sus dardos satíricos contra la corrupción e infamia de los poderosos, que no cesa.

 
Ficha espectacular de Félix López.


Tebeosfera. Autores reales.

domingo, 16 de marzo de 2014

EL HERMANO OPS

Leemos las viñetas de El Roto en los periódicos, las compartimos por las redes, y a menudo dedicamos unos segundos a reflexionar sobre los mensajes que transmiten. A muchos nos asombra la cantidad de aciertos que acumula este autor satírico de la tinta y el papel, que con un puñado de elementos esenciales atina a descuartizar la realidad.

Lo que hace Andrés Rábago, que parece tan fácil, en realidad es muy difícil, y su dibujo aparentemente elemental acumula un bagaje de referentes muy complejo y rico que confiere a cada trazo un significado sólido.

El historiador del arte Pablo García nos ilustra con un artículo cargado de referentes sobre cómo este autor cimentó su saber satírico en la prensa de los setenta bajo diferentes seudónimos. Se trata de un documento extraordinario que sirve para conocer mejor un periodo capital en la carrera de un autor excepcional.



Tebeosfera. Las raíces de lo importante.

sábado, 22 de febrero de 2014

ANDALUCÍA EN VIÑETAS

Continuamos nuestro viaje por los tebeos sureños con un artículo del ubicuo Manuel Barrero, redactado en 2001 para la Enciclopedia General de Andalucía (CyT Editores, 2004-2007), revisado y actualizado por el autor para TEBEOSFERA.

El texto propone un vertiginoso recorrido panorámico por la historieta de Andalucía, presentando sus tempranos orígenes en la prensa satírica sevillana del siglo XIX de la mano del pionero Luis Mariani, dibujante y caricaturista sevillano que fue también litógrafo, impresor y director de numerosos diarios y semanarios. De hecho, según las investigaciones de Barrero, este año se cumple el 150º aniversario de la primera historieta andaluza, publicada por Mariani en El Tío Clarín nº 7 el 15 de febrero de 1864.


El recorrido continúa dando un repaso a la producción andaluza de tebeos hasta llegar a nuestros días, destacando el éxito internacional de autores como Canales, Guarnido o Pacheco, o el tesón de editores como El Torres con su proyecto Amigo Comics, que produce historietas en Andalucía para su distribución en los Estados Unidos.



Abróchense los cinturones, apaguen sus dispositivos móviles y hagan clic para el despegue:


Tebeosfera. Viajen con nosotros.

martes, 18 de febrero de 2014

EL CANTÓN DE LOS TEBEOS DEL SUR

Los tebeos se siguen haciendo en España en la esquina del Norte, a la derecha.

Cataluña ha sido siempre el albergue preferido de la historieta española, con las excepciones de varios sellos valencianos y madrileños en la edad de oro español, que nunca superaron la capacidad de producción de las empresas radicadas sobre todo en la provincia barcelonesa.

Hoy ocurre otro tanto. Unos ejemplos bastarán para clarificarlo: En Madrid se lanzaron 115 tebeos en 2013, entre Dibbuks, Diábolo, Sintentido, Kraken, Bruño y otros pequeños sellos. En las Baleares fueron casi setenta los tebeos que vieron la luz, editados por Dolmen, Autsider y Ninth fundamentalmente. La suma de los sellos activos en el País Vasco (Astiberri, Sauré, Ikastolen Elkartea, Rumble, Abejita butanera y algún que otro autoeditor) apenas sobrepasaron los cincuenta tebeos publicados en el año, una cantidad comparable a lo que lanzó Ediciones El Jueves; que es la cuarta parte de lo que tradujo Panini a lo largo del año. En Cataluña sigue estando el grueso de la edición de cómics actualmente.

En Andalucía la industria es residual, hemos producido casi tantos tebeos este año como publicaciones sobre tebeos, curiosamente, y los autores más potentes están trabajando para editores de Madrid o Barcelona, o bien se dirigen directamente al mercado estadounidense. Por supuesto, sigue habiendo presencia del cómic en ediciones promocionales, institucionales, publicitarias o propagandísticas en muchos municipios de España, salpicando nuestra tebeografía para recordarnos el potencial del cómic como transmisor fiable y asequible de mensajes de todo tipo.

En pocos días tendrá lugar un festival sobre historieta en la localidad sevillana de Carmona que consideramos importante porque se vuelca con los autores y confiere importancia a la obra más allá de cuestiones sobre nacionalidad o mercado. Las jornadas de Autores en Viñetas se inauguran el mismo Día de Andalucía y se nos ha ocurrido hacer un pequeño recorrido por los "cómics del Sur" en TEBEOSFERA para celebrarlo. Comenzaremos con el rescate de una obra que nos habla de anarquismo e historia, protagonizada por un personaje gaditano pero que parece de origen vasco: Fermín Salvochea. Este tebeíto es uno de los muchos se se publicaron con dinero público y tuvo distribución local, como tantos, hoy difíciles de encontrar. Lo hemos incorporado al acervo común al mismo tiempo que un texto de José Joaquín Rodríguez sobre dos cómics que han tratado el cantonalismo:




Atentos, coleccionistas, en la ficha del tebeo hallaréis un Tebeovisor para poder leer el cómic, rescatado aquí con el permiso de sus autores: Rafa Marín y Ángel Olivera.

Tebeosfera. Cantón de la historieta.

viernes, 14 de febrero de 2014

TEBEOS CON HAMBRE DE MUSEOS


¿Qué tendrán que ver la Tía Norica con el hambre de Carpanta, Ricardo Cadenas, El Tigre de la India o Martínez "el Facha"?

Nada, en un primer supuesto. O todo en el ámbito de la cultura, esa maraña de sentires que se encadenan y estructuran entre conocimientos, afectos, querencias, nostalgias o comprensiones.

La vida intelectual, la que uno asume como propia, se construye mediante un juego de espejos verdaderos y falsos, y tras muchas visitas a la galería inmensa de la vida. Vivimos en cultura y crecemos entre culturas, cultivamos la infancia y reconstruimos la cultura en la juventud, luego enladrillamos la cultura de la madurez y nos aferramos a ese edificio en la senectud. La Cultura es un éter amorfo y cambiante y nos resistimos a ver cómo se le desdibuja la silueta. Pero cambia. A menudo más deprisa que nosotros.

La forma de la cultura de los tebeos ha sido siempre huidiza y cambiante. Se entrevera con el resto de culturas tímidamente, a veces imperceptiblemente. Pero ahí está. En los aromas que recordamos, en los cines a los que fuimos, en los libros que nos acogieron, o en los museos, en todo tipo de museos.
Menos en el museo de los tebeos.
Porque no hay.

En este texto de José María Conget se invoca ese museo.

Tebeosfera. Cuelgue un tebeo en su pared.


miércoles, 5 de febrero de 2014

LA ENVIDIA DE LAS INDUSTRIAS



Francia sigue siendo el referente europeo en cuanto a cómic se refiere. Se trata de una de las tres industrias más importantes del mundo, con más de cinco mil novedades anuales, en su mayor parte de producción propia, y con un centenar de festivales sobre el medio por todo el país. El más importante de estos encuentros es sin duda el de Angulema, pequeña ciudad en la que se reúnen representantes de la industria, la afición y la investigación de la historieta.
Desde hace unos años no faltan representantes de TEBEOSFERA a la cita, y este año con más razón, porque llevábamos bajo el brazo el Inventario 2012 del Gran Catálogo de la Historietanuestro más reciente catálogo de los tebeos.

Esta crónica redactada por Félix López, y excepcionalmente iluminada por nuestra editora Silvia Sevilla, da fe de cómo se "respira bande dessinée" por cada rincón de Angulema. Además, constituye un fiel retrato de sus puestos y expositores al mismo tiempo que genera envida al poder comprobar cómo son sus archivos. Y, finalmente, nos sirve para mostrar con orgullo cómo nos integramos en el grupo Platinum para hablar de los primeros historietistas españoles.


TEBEOSFERA EN LA CIUDAD DEL CÓMIC

Tebeosfera. La sphère de la bande dessinée.

martes, 4 de febrero de 2014

VIDA GALLARDA

Al igual que hicimos con el texto sobre cómics y patologías, recuperamos otra de las ponencias del panel autobiográfico del I Congreso Internacional sobre Cómic y Novela Gráfica celebrado en Alcalá de Henares en 2011.

En este caso su autor, Óscar Gual, analiza la obra de Miguel Gallardo, aquella en la que el autor se representa a si mismo o a sus familiares, ya sea como recurso cómico o paródico, como en las historias cortas recogidas en el álbum Toda la verdad sobre el informe "G", o para narrar hechos reales: la historia de su padre en Un largo silencio, el día a día de su hija en María y yo o sus peripecias personales en Tres viajes y Emotional World Tour.

¿No les pica la curiosidad?
Echen un vistazo, acérquense a...



Tebeosfera. Biotebeos.