miércoles, 25 de marzo de 2015

LA GUERRA DE LOS ANTARTES


La Guerra de los Antartes fue la última gran obra de Héctor García Oesterheld, un trabajo maldito y muy poco conocido fuera de su Argentina natal, que tuvo dos versiones distintas y accidentadas: la primera dibujada en 1970 por León Napo pero interrumpida tras la marcha del dibujante a Francia y la segunda por Gustavo Trigo en 1974, que quedó inconclusa debido al cierre del diario en el que se publicaba por decreto presidencial, ya que se trataba de una publicación vinculada al grupo Montoneros.



La historia narra otra invasión extraterrestre a la Tierra, pero con una trama muy diferente de la de El Eternauta, y con una carga política superior, trazando referentes de continuo con la realidad histórica Argentina.

Jordi Juanmartí analizó para Yellow Kid este interesante trabajo, que ahora recuperamos en Tebeosfera:


Tebeosfera. Tebeos de otro planeta.

domingo, 22 de marzo de 2015

LA CONSTRUCCIÓN DEL HÉROE


Cuando ya todo el mundo comenzaba a hablar de la deconstrucción del héroe, consumido el primer lustro del siglo XXI, Luis Sujatovich regresó a El Eternauta a darnos una lección sobre el héroe fundacional. 

Mirando a través de esta obra con las herramientas analíticas propias de los estudios culturales, el autor revisa el concepto de "héroe colectivo" que supuso la antesala a la renovación de este tipo de personaje en la historieta mundial.

Y lo hace en tres partes, agotando por completo la revisión de la obra:


Tebeosfera. Todo lo que se puede saber.

miércoles, 18 de marzo de 2015

LA JOYA DEL COMIC ARGENTINO


Ángel Olivera, un teórico fino y sabio, revisó la saga de El Eternauta allá por 2007, cuando se cumplía el 50 aniversario de la creación de la obra, prácticamente desconocida hasta la fecha en España. Lo hizo con un sentido del ritmo divulgativo muy atractivo y contagioso, tal que invita a leerse de corrido esta reseña y, acto seguido, a correr en busca de la obra de Oesterheld y Solano para devorarla de nuevo.

Una incitación al vicio insaciable de leer historietas. ¿Te atreves?

LA JOYA IGNORADA. EL ETERNAUTA

Tebeosfera. Apetito por los clásicos.

lunes, 16 de marzo de 2015

LA SAGA DEL ETERNAUTA


Continuamos nuestro recorrido por la obra del gran Héctor Germán Oesterheld con varios artículos dedicados a su trabajo más recordado, una de las obras cumbre de la historieta mundial, El Eternauta.

Aquella nevada mortal de 1957 en Buenos Aires fue el preludio de una invasión extraterrestre que mantuvo en vilo al país semana tras semana durante dos largos años, convirtiendo la historia de la lucha por la supervivencia de sus protagonistas en un fenómeno nacional. La obra tuvo una controvertida segunda versión dibujada por Alberto Breccia, una segunda parte a cargo del mismo equipo creativo original, y varias continuaciones tras la desaparición de Oesterheld, que oscilaron entre lo correcto y lo olvidable, aunque sin alcanzar las cotas de la mítica primera parte.

Sin embargo, a pesar de su popularidad en Argentina, fue una obra maldita, poco conocida fuera de sus fronteras, salvo en excepciones como el caso de Italia. En España la obra original tardó 50 años en ser editada, y en Francia algo mas. Afortunadamente, hoy disponemos de excelentes ediciones de esta  gran obra, y de numerosos trabajos teóricos que aportan diferentes puntos de vista e interesantes segundas lecturas.

Toda la información, aquí:

EL ETERNAUTA, la saga

Tebeosfera. Tebeos eternos.

miércoles, 11 de marzo de 2015

HGO Y LO POPULAR


El cambio trascendente que se produjo cuando se agotaban las premisas de la modernidad, allá por el final de los cincuenta, fue la desaparición del monolitismo del mito. El proyecto del hombre como medida de todo, conquistador, guerrero, colonial, explorador y gobernante recto del mundo se vino abajo paulatinamente mientras la realidad iba por su cuenta demostrando que todo seguía igual. O peor. Y surgieron otras ideas, revolucionarias: lo joven al poder, la imaginación como motor, la no violencia como solución, la integración como receta. ¿Y el héroe, se quedó solo? Al contrario: quedó acompañado. Se volvió menos mandón para compartir ideas, esperanzas y proyectos con otros.

Oesterheld, guionista de aventureros de una pieza casi toda su vida, supo ver esta transformación prontamente. Y creó al héroe colectivo, una revolución en la viñeta que apuntaba hacia el llamado "cómic adulto" o "cómic de autor" que vio la luz en 1957.

El investigador Luis Sujatovich nos lo aclara en un artículo muy interesante que hemos sacado del pozo del olvido.

GUTIÉRREZ Y OESTERHELD. INFLUENCIA EN LA CULTURA POPULAR

Tebeosfera. Siempre con lo popular.

viernes, 6 de marzo de 2015

EL BARDO DE LA MODERNIDAD


Lucas Berone es un teórico argentino que está llamado a ser un referente. Licenciado en letras y experto en sociosemiótica por la argentina Universidad Nacional de Córdoba, lleva ya unos cuantos años escribiendo con inteligencia sobre cómic y cultura. En el presente artículo, redactado por Berone para una revista que nunca llegó a salir, aborda el análisis de la obra de Oesterheld bajo la luz de Walter Benjamin.


Se percata el teórico de que Oesterheld hizo que su obra pivotara en torno a la muerte, un eje común que daba sentido a todas sus ficciones. No era para menos: en aquellos años gran parte de la población mundial estaba pendiente de la muerte inminente tras la "lluvia nuclear".

Interésense por estas ideas y acudan a este texto, intenso y esclarecedor:

EL NARRADOR DE LA ÚLTIMA EXPERIENCIA


Tebeosfera. Con la muerte en los guiones
.

martes, 3 de marzo de 2015

EL DESTINO DEL MAESTRO DE LOS SUEÑOS

Uno de los guionistas más importantes de Argentina, que fue también uno de los mejores guionistas de historieta del mundo entero, desapareció como en un sueño. En realidad se lo llevaron las ideologías y los militares que escenificaron una de las más crueles dictaduras del final del siglo XX, cuando muchos pensaban que eso ya no era posible en Occidente. Pero fue dolorosamente posible.



Quedó su obra. Una obra inmensa que pasó por Códex, Abril, Frontera, que trató a personajes de ficción como Patoruzito y reales como "El Ché", que supo describir corsarios y astronautas, que recaló en la aventura para reconstruir al hombre. O deconstruirlo.
¿Cómo abarcar todo eso? Se puede. Pudieron los teóricos argentinos Andrés Ferreiro, Fernando Ariel García, Hernán Ostuni, Luis Rosales, y Norberto Rodríguez van Rousselt en un documento excepcional que hoy presentamos dividido en nueve partes.

H. G. OESTERHELD. MAESTRO DE LOS SUEÑOS


Tebeosfera. Obras completas.

sábado, 28 de febrero de 2015

UN DETECTIVE DEL ESPACIO-TIEMPO


La primera colaboración de Oesterheld y Breccia no fue la serie Sherlock Time, pero fue en ella donde por primera vez se emplearon a fondo en la creación de un modelo de historieta que revolucionaría el medio en la Argentina y en el resto del mundo.

La claves para ello eran: entender que la aventura era un campo mil veces arado y mil veces recogido, pero no agotado, y había que abrir nuevas vías de relato. El héroe ya no era apolíneo, era un tipo duro, enigmático, dado a la lectura e introspectivo. Los ambientes se habían vuelto oscuros, opresivos, claustrofóbicos.

Con Sherlock Time comenzó a soplar un nuevo aire para la historieta. Un aire frío...

Nos lo recuerda Jordi Juanmartí con esta acertada reseña:

SHERLOCK TIME: HISTORIAS DE SOMBRAS Y LUCES EN EL ENCUENTRO DE DOS MAESTROS

Tebeosfera. Tiempo de historietas.

jueves, 26 de febrero de 2015

EL HORROR INFORME


Cuando leemos a Lovecraft por primera vez, la emoción que se experimenta es asfixiante. Surge una congoja del centro del pecho que va invadiendo los sentidos y termina embotándolos. A veces queremos huir del libro, pero sus monstruos nos siguen atrayendo.

Cuando vemos las viñetas de Breccia, "el viejo", por primera vez, y comprendemos que en esos amasijos de gris hay seres retorciéndose, vida que está inmóvil y muerta pero que renace con nuestra mirada, se experimenta una emoción liberadora. Brota un optimismo desde dentro que nos deleita porque hemos conferido sentido o hilvanado relato.

Con la mezcla de Breccia y Lovecraft es difícil definir qué ocurre. Porque sobre los mitos alimentados por el de Providence se atrevieron dos Breccias, padre e hijo, con resultados distintos.  El padre dibujó el horror informe del de Providence dotándole de vida pero no de rostro y el hijo, Enrique, recogió el testigo para hacer más palpable y físico lo imaginado por el escritor. Uno desde la abstracción, otro desde lo figurativo, reprodujeron la agonía del horror arrastrándose de viñeta en viñeta de forma excepcional.

Norman Fernández nos habla de ambos, sin necesidad de invitarnos a escoger, en un artículo que recuperamos con el título:

BRECCIA-LOVECRAFT, LOVECRAFT-BRECCIA. DOBLES PAREJAS

Tebeosfera. Clásicos de miedo.

lunes, 23 de febrero de 2015

EL ETERNO PASADO DE MORT CINDER


«Llegó a mí franqueando una puerta.
No una puerta como todas, de esas que te traen el sol de la calle o te juntan con la gente o te cierran con llave el mundo.
La puerta que abrió Mort Cinder para llegar hasta mí fue una tumba.»
Así comenzaba el último texto que Oesterheld entregó a Breccia para intentar reanudar la obra Mort Cinder, una de las cimas de la historieta mundial de todos los tiempos.
Un texto cargado de alusiones, porque esta historieta sobre la crueldad del tiempo y la miseria humana había sido ejecutada mientras la muerte rondaba a la esposa de Breccia y cuando la indigencia se había instalado en su hogar.
Oesterheld fue secuestrado y asesinado por la dictadura argentina. Breccia jamás llegó a terminar Mort Cinder. Y el texto terminaba así:
«Mort Cinder es quizá esa vida que quedó incrustada en la materia inerte (nunca diré muerta) de las cosas.
Y digo quizá porque ni yo, que viví tanto con él, sabría decir quién es Mort Cinder.»
Pedro F. Navarro intenta describírnoslo en este estupendo artículo:

MORT CINDER: EL PASADO RESPIRA

Tebeosfera. Joyas recuperadas.

jueves, 19 de febrero de 2015

TODO BRECCIA


Juan Agustí, enamorado de la gran historieta de todos los tiempos, ha recalado en la figura de Alberto Breccia para detenerse y deleitarse con su biografía. Todos conocemos la figura de "el viejo" y más o menos recordamos los hitos importantes de su trayectoria como autor, pero con este concienzudo repaso a su vida y obra, Agustí nos refresca la memoria y nos dispone a reconocer al genio. Conocer y reconocer no es la misma cosa, y con esta biografía cumplimos con lo primero y llegamos a lo segundo: al reconocimiento de un autor que, a fuer de reflexionar cada viñeta, dio pasos de gigante en la concepción del cómic como un medio abierto a la experimentación formal y plástica.

Lean sin dilación:

EL TEBEO HUMANISTA DE ALBERTO BRECCIA

Tebeosfera. Humanizando datos.

lunes, 16 de febrero de 2015

PERRAMUS. LA SONRISA DESDENTADA


Carlos Reyes G. consideró, cuando abordó el estudio del estilo gráfico de Alberto Breccia, que la obra Perramus, en la que volcó lo mejor de su saber hacer, merecía un estudio meticuloso y aparte. En el presente documento (segunda parte de su largo ensayo sobre el autor) profundiza este investigador chileno en esta obra, recargada de grises y brochazos amargos, que retrata una Argentina hundida y triste en un momento en el que los militares ya se iban y se adivinaba una nueva esperanza. Aunque, simbólica. Como decía Sasturain, en aquel final, sentido y destino se habían convertido en anagramas, y la convocatoria de la aventura solo podía musitarse.

BRECCIA. EL TRAZO REVOLUCIONARIO (SEGUNDA PARTE)

Tebeosfera. Fragmentos de esperanza.